lunes, 19 de febrero de 2007

Namibia: Los Safaris en Etosha y el Desierto de Sesriem y Sossusvlei


Willkommen nach Namibia

Welcome to Namibia

Bienvenidos a Namibia




Namibia es un país grande de superficie pero despoblado, viven sólo 3 millones de personas, en la capital Windhoek vive sólo 200.000 personas.

La colonia Alemama es gigante. Ellos tomaron posesión de Namibia entre 1840 y la primera guerra mundial. Ahí la Sociedad de Naciones le dió la administración del país a Sudáfrica, y sólo en 1990 obtuvo por fin su independecia.
Tiene 20% de su población con SIDA y una esperanza de vida de sólo 48 años. El idioma oficial es el inglés pero la mayoría de los blancos hablan alemán y africander.

Antes de llegar, cuando en Sudáfrica quería comprar el pasaje para Namibia nadie me entendía donde quería ir, yo pronunciaba Windhoek como una palabra inglesa “Guindhouk”, después supe que la palabra esta en Afrikáans y los locales la pronuncian algo así como “Vénduk”.

Luego de viajar 24 horas desde Pretoria a Windhoek, con un descanso mas o menos en Upington, llegue a mi hostal a las 7 de la mañana y mi tour comenzaba a las 8:30 así que no alcance ni a dormir y me tuve que ir a nuestro primer destino que era el Parque Nacional Etosha a 550 kms.
El viaje a Etosha demoro cerca de 6 horas y no se veían pueblos en el trayecto. Etosha es increíble, igual que en las películas y a diferencia de los Parque y Reservas Nacionales sudafricanas se pueden ver cientos de animales pastando, corriendo, etc. hay pocos árboles y arbustos y uno puede tener una mejor vista general del parque.
En el tour que tome iban 3 japoneses, 2 portuguesas, 3 ingleses y 2 alemanes, todos muy simpáticos.

Dentro de Etosha hay 3 grandes paradas, que son antiguos fuertes, donde se puede dormir y comer, están rodeadas de una reja electrificada para que no pasen los leones a comerte a ti!!. Llegamos primero a Namutoni donde vimos las primeras cebras, jirafas, venados por montones, comimos, tomamos unos tragos, le di unos besitos a la portuguesa y a dormir. En la mañana había que levantarse tempranito, desarmar la carpa y comenzar el hacia el segundo fuerte Okajuelo. En el safari, vimos de nuevo muchos animales, volvimos a cenar y a dormir.

Un paréntesis, los últimos cuatro días yo había estado con fiebre y comencé a pensar que tenía malaria!!. Me había tomado la pastilla para la malaria por 2 meses, todas las semanas y justo en la zona con más malaria no me la había tomado más. La pastilla era muy fuerte, a veces daban mareos y hasta alucinaciones (por suerte que a mi no), los libros decían que la malaria era bastante peligrosa, de echo puede causarte la muerte pero cuando estuve en Mozambique conocí a mucha gente relacionada con el tema que me decían que la pastilla era pésima y que varios de ellos habían tenido malaria hasta 6 veces en un año y no pasaba nada si uno se hacia un tratamiento, así que no la tome mas. Cuando comencé con la fiebre, me asuste, pero igual pensaba que podía ser una gripe, el problema es que necesitaba 2 o 3 días de cama y por el tour que había contratado y el poco tiempo que me quedaba era imposible, así que no me quedaba otra que tomar mucha agua para la deshidratación.

El Fuerte de Okajuelo tenia un pequeño lago donde llegaban los animales, chacales, cocodrilos, elefantes a tomar agua y que aparte se veía una puestas de sol maravillosas, las segundas mejores que vi después de Bufalo Bay en Sudáfrica.

En estos safaris vimos también 15 leones juntos, lo que era increíble porque solo me había tocado ver como 3 leones en otras Reservas de Sudáfrica.



Namibia (Etosha Nacional Park): 1.- En mi tenida de safari; 2.- Un grupo de cebras; 3.- Un leopardo comiendo carne; 4.- Un grupo de springbok; 5.- Un cheetah enojado; 6.- Un grupo de leones.
Después de 3 días de safari emprendimos rumbo hacia Windhoek para pasar una noche allá y luego partir hacia el Desierto de Namibia, Sesriem y Sossusvlei. Nos levantamos temprano y nos dirigimos a 350 kms. hacia el sur de la capital, parando para un descanso breve en “Solitaire” un pueblito, tal como su nombre lo indica en el medio de la nada, pero muy chico y pintoresco. Luego, 2 horas mas de viaje y llegamos a las dunas, la mas famosa es la Duna 45, porque esta a 45 kms. de Sesriem. Las dunas son las más altas del planeta, no terminan nunca.


Más sólo que el pueblito "Solitaire"

El primer día escalamos una que se veía muy chiquita, yo iba fumando relajado y con una cervecita para llegar a ver la puesta de sol, al final, llegue ultimo!!, me demore como 2 horas en subir ese cerrito de mierda que no terminaba nunca, en resumen, cuando llegue a la cima el sol se había puesto hace como una hora.

Antes de llegar a las dunas, cruzamos el Trópico de Capricorno

La Duna 45, parece pequeña pero toma varias horas subirla y el “Cañon de Sersriem”
Volvimos a nuestro camping y nos preparamos para el siguiente día que era de subir dunas todo el rato. Me fui a dormir y al despertarme seguía con fiebre ya llevaba una semana y era imposible que se me bajara, menos en el desierto donde el calor del día era infernal y en la noche y madrugada hacia muchísimo frío. Fuimos a la Duna 45 a ver la salida del sol, fue algo precioso, todas las dunas anaranjadas con partes con sombra, igual a algunas imágenes que había visto en postales. La verdad es que yo apenas subí las dunas ese día, primero había que caminar mas de una hora por el desierto y después escalar, ni loco!!, me quede en el jeep y al final, unas personas en otro jeep me llevaron donde había que subir, escale como 20 minutitos y ya estaba listo.

Tampoco quería que me siguiera subiendo la fiebre. Volvimos y pasamos al Cañon de Sesriem unas quebradas no muy ondas pero bonitas.