sábado, 17 de febrero de 2007

Mieke la diosa de Coffee Bay

Después los franceses ofrecieron llevarme hasta Coffee Bay (CB) y yo feliz me fui con ellos. En CB me recibieron super bien, la gente estaba super feliz de que hubiese vuelto así que me quede como 8 días mas. Me invitaron a un festival de tambores africanos que se hacia en una playa donde iban a tocar como 400 personas pero al final no me pude quedar porque quería seguir recorriendo.

En Coffee Bay me hice muchos amigos que todavía estamos en contacto, de Inglaterra, Suiza, Argentina, etc. y mucha gente local. Aparte me anduve enamorando de una holandesa preciosa, Mieke, ella era una de las que trabajaba en el hostal, el problema es que el pololo (Erwin) también trabajaba ahí. Ellos se habían venido juntos desde Holanda por el aviso del diario que te comentaba anteriormente.
La preciosa holandesa Mieke
Ella era muy simpática conmigo, aparte quería aprender español y a bailar salsa, yo le hubiese enseñado lo que quisiera mientras no me viera el Erwin. Su novio era como el “mino” del lugar, era surfista y su pega era hacer masajes, una mezcla de técnicas de Shiatsu, con masaje Sueco creo, la cosa es que las mujeres realmente salían con cara de placer de sus masajes. Donde no le debe haber gustado nada a mi “amigo” fue para el día de los enamorados. A la Mieke le gustaban un tipo de chocolates que vendían ahí y yo el galán compre todas las cajas que tenían y se los regale a ella, el problema es que deje a todos los huéspedes sin chocolates como por 3 semanas y para peor todos supieron que yo se los había regalado a la novia de él. Lo otro que lo tenia medio enfurecido, era que se las daba de campeón de Ajedrez y la verdad, les ganaba a todos, pero jugué contra él y le gane los tres partidos, el weon no podía creerlo (bueno, yo tampoco, no jugaba desde niño!), para ser justo unos días después igual me gano un par de veces.

Al final Erwin igual pudo cobrar venganza de una manera profesional, tanto me decían que me hiciera un masaje con él que al final dije que si. El desgraciado me torturo una hora, no te imaginas con la fuerza que me apretaba, mas encima puntos de acupuntura que yo los ocupaba cuando hacia Kungfu!!!, me dejo mas adolorido que la cresta pero yo no podía ni quejarme porque era una guerra de egos.

Bueno, lo pase muy bien en Coffee Bay, era un lugar muy lindo y entretenido, pero 21 días (en total) era suficiente así que me moví como 40 kilómetros hacia el este a un lugar que se llama Mdumbi.